jueves, 5 de octubre de 2017

9 días y 2.250 Km por el norte y centro de España.


Bonito viaje por el norte y centro de España, rodando por 17 provincias y con una pequeña incursión en Portugal.

No llegaba en el mejor estado de forma, yo creo que en Septiembre, después de tantos kilómetros y retos, es imposible estar al cien por cien, pero el tiempo, que acompañó, y la ilusión por conocer nuevos lugares compensaron todas las carencias físicas propias de esta parte del año.

Al final han quedado unas vacaciones “cicloturistas” muy aprovechadas sobre un recorrido espectacular.

Lástima que por motivos de espacio tenga que poner un número reducido de fotos y dejar muchos parajes fuera del reportaje.

Pero bueno, a muchos de estos sitios espero volver.

Etapa 1. Larués, Tiermas, Sangüesa, Tafalla, Estella, La Puebla de Arganzón, Orduña, Amurrio, Quejada. 297 Km y 2.900 metros de desnivel.

El principio de la primera etapa, por un terreno muy conocido y poco exigente, no tuvo ningún sobresalto. La segunda parte, por Álava y el Condado de Treviño, me resultó muy interesante y me gustó bastante.

Pasada la Villa de Tiermas, en Zaragoza, me despido de Aragón.


La provincia de Álava fue lo que más me gustó de este primer día. De ella rescato estas fotografías.




 Etapa 2. Quejada, Balmaseda, La Escrita, Ramales, Puerto Los Tormos, Corconte, Reinosa, Cabuérniga, Quejada. 265 Km y 4.000 metros de desnivel.

El recorrido, que transcurrió por Álava, Vizcaya, Burgos y Cantabria me pareció espectacular y muy exigente. A esta zona volveré para peinarla como se merece.

Llovizna en los kilómetros iniciales.


 Puerto de los Tormos.


Puerto de la Palombera, desde Reinosa.




Desde Cabuérniga hasta Ojedo, a un kilómetro de Potes, hay que afrontar tres puertos y la carretera resulta muy entretenida.




Etapa 3. Ojedo, Pto San Glorio, Riaño, Boñar, La Robla, Huergas, Villablino. 227 Km y 3.100 metros de desnivel.

Jornada suave que me vino bien para descansar antes de afrontar los Ancares.

El Puerto de San Glorio tiene una exigencia similar a la del Portalet.



Riaño.

 Embalse de los barrios de Luna, camino de Villablino.



 Etapa 4. Villablino, Degaña, San Antolín de Ibias, Puerto Acebo, A Fosagrada, Navia de Suarna, Pto Ancares, Ponferrada. 246 Km y 5.200 metros de desnivel.

Comencé la ruta con mucho respeto por lo que había leído y escuchado sobre esa región pero disfruté cada palmo del día. Lo cierto es que tanto la zona asturiana como lucense fue espectacular.

Coronado el Alto del Cerredo y pasado Degaña entramos en una zona de continuos subes y bajas hasta llegar a San Antolín de Ibias.


 El Puerto del Acebo resultó largo pero muy llevadero.





 Pasado A Fonsagrada toca bajar pero luego, y antes de llegar a Navia de Suarna (en la foto) comienza otro puerto.




 Pensaba que ya había subido los diez primeros kilómetros de los Anacares pero me equivoqué porque lo que había hecho era subir un alto intermedio (de 10 Kilómetros y más de 600 metros de desnivel). Cuando vi que la carretera bajaba y bajaba pensé que me había equivocado de carretera…







 Ahora sí que sí, Puerto de los Ancares y sus más de 1.000 metros de desnivel.






 Última emboscada antes de Ponferrada: Puerto de Lumeras


 Etapa 5. Ponferrada, Truchas, Puebla de Sanabria, Bragança, Miranda do Douro. 227 Km y 4.000 metros de desnivel.

La jornada tuvo un comienzo demoledor con los puertos de Morredero y el Peñón. Después, ya en Puebla de Sanabria, rodé por Portugal y la carretera apenas tuvo dificultades.

El Puerto del Morredero resultó espectacular (1.200 metros de desnivel, desde Ponferrada).




Después toca bajar y afrontar una breve subida hasta el Puerto de Portinillos (1.900 metros de altitud).


 El Alto del Peñón, con tres kilómetros finales por encima del 10% de pendiente media, es corto pero explosivo.




 Puebla de Sanabria.



Agradables vistas en Portugal.



Etapa 6. Miranda de Douro, Ledesma, Arroyomuerto, Béjar, El Barco, Hoyos del Collado. 258 Km y 2.500 metros de desnivel.

Debo reconocer que tras los exigentes días anteriores agradecí rodar por un terreno llano así que también disfruté de este día.

Rectas y suavidad en la zona norte de Salamanca.



Bonitas vistas cerca de Béjar y un foto de este pueblo.


El Barco, ya en la provincia de Ávila.


Etapa 7. Hoyos del Collado, Burgohondo, San Lorenzo, Guadarrama, Navacerrada-Bola del Mundo, Puerto Navafría, Arcones. 233 Km y 3.000 metros de desnivel.

Otro gran día donde la curisoidad por pasar por el Monasterio del Escorial y  coronar la Bola del Mundo, presente en alguna edición de la Vuelta a España, pesó más que el cansancio acumulado.

Muchísimo frío al comienzo del día y por la Sierra de Gredos.



 Para llegar a El Escorial, en la foto,  primero hay que subir un pequeño alto.



La Bola del Mundo con sus 2.200 metros de altura fue la cima más alta del viaje.



 Subida al Puerto de Navafría.


 Etapa 8. Arcones, El Burgo de Osma, Quintanar, Laguna Neila, Neila, Las Viniegras, Puerto Montenegro, Torrecilla en Cameros. 259 Km y 3.000 metros de desnivel.

No se me ocurrió mejor región para volver a casa que los Cameros, ya conocidos de años atrás.

Pero, antes de entrar en ese territorio de media montaña, paso por la llanura Segoviana.




El Burgo de Osma.


 Curiosas vistas pasado este pueblo.


 Subida a la Laguna de Neila, muy exigente en su parte final, con 4 kilómetros al 10% de pendiente media.


 Fantasmagórica foto de Mansilla, víctima del Embalse.



 El puerto de Montenegro, y toda la zona de los cameros, merecen una visita.




 Etapa 9. Torrecilla, Villamediana, Arnedo, Rincón del Soto, Carcastillo, Cáseda, Navardún, Larués. 238 Km y 2.000 metros de desnivel.

En fin, ya entonando el pobre de mí por un recorrido muy conocido del que salvo alguna foto del final.

Cáseda, ya en Navarra.






Y después de nueve días ya estoy en casa.