domingo, 4 de diciembre de 2016

Lécera, Muniesa, Obón, Palomar de los Arroyos, Utrillas, Pancrudo, Fonfría, Lécera


Las fotografías las realicé ayer en el itinerario descrito en el título. Fueron 220 Km y unos 2.700 metros de desnivel.

Hay que exprimir los días de Sol porque sino el invierno se hará muy largo.

Y eso es lo que hice, aprovechando, además, para conocer rincones de Teruel que aún tenía pendientes y explorar desconocidas carreteras, de esas que no salen ni en la Vía Michelín.

Algún tesoro me encontré, destacando el duro rompepiernas que hay entre Utrillas y Las Parras de San Martín y los espectaculares parajes que rodean al pueblo de Obón.

En fin, un buen día de bicicleta.



Niebla, oscuridad y zozobra, en los primeros kilómetros.

Entre Cortes y Obón la carretera está en perfecto estado y deja bonitas vistas.



 En Obón comienza un tramo por grava y tierra pero apenas tiene cuatro kilómetros y se pasa bien.

Para llegar a Castel, donde deberemos desviarnos, rodamos unos kilómetros por la N-211 cuyo impecable asfalto resulta de agradecer.

Entre Utrillas y Las Parras de San Martín hay dos repechos dignos de mención.

 Solitarios parajes camino de Barrachina.

 Puerto de Fondría.


Pese a la hora, sobre las cuatro de la tarde, el frío empieza a hacerse palpable en Huesa del Común.

Niebla cerrada en los últimos veinticinco kilómetros.

Enlace al Bikempas https://www.bikemap.net/es/route/3839830-teruel/